8 secretos que hoy te revelamos

8 secretos que hoy te revelamos

8 secretos que hoy te revelamos.

Bonita, hoy te venimos a contar alguna curiosidad y cotilleo sobre nosotras. Si nos sigues en Instagram…ya lo has visto. Todo esto ocurre a raíz de que una preciosa mujer @bohosac que hace unos maravillosos complementos nos nominó en este súper reto.

Como no, nosotras nos apuntamos.

Vamos al lío.

Piñita grande

La piñita grande (EVA) y artesana de esta familia trae unas curiosidades sobre ella que seguramente os van a sorprender:

  • Cuando cojo un micro en el karaoke no lo suelto. El tiempo allí se me pasa volando
  • Soy artesana sí, pero domino la pintura y todas las artes manuales que se os ocurran.
  • Me encantaría dedicarme a la decoración de interiores…nunca se sabe.
  • Tengo la carrera de piano y lo empecé a tocar muy pequeña.
  • Soy adicta a las tortitas de maíz y a los cacahuetes. A veces parezco un mono.
  • Me encanta las aventuras y siempre soy la que incita a la acción a esta familia. Reservé un viaje a Bali (que por covid se canceló) para toda la familia sin contar con nadie, de sorpresa.
  • Por mi sonrisa eterna jamás adivinaríais todo lo que llevo en la mochila.
  • Tengo dos tatuajes relacionados con este proyecto. Tres piñitas en la muñeca y unas agujas de tejer en el cuello.

Piñita pequeña

Por último, las curiosidades de piñita pequeña son… redoble de tambores:

  • Aunque ahora me estoy especializando en tema de webs, SEO y todos estos tinglados soy Psicóloga y monitora de yoga y en mente tengo un proyecto en torno a ello… es mi pasión.
  • Soy la mayor fan de los desayunos…de hecho cuando voy de vacaciones lo que más ilusión me hace de quedarme en algún hotel son los buffet del desayuno.
  • Me encanta escribir y leer. De pequeña escribí una novela de vampiros y hombres lobo…y leía tan rápido que mi madre me decía que leyera la guía de teléfonos.
  • Muchas veces me he emocionado hasta las lágrimas viendo paisajes bonitos e impresionantes de la naturaleza.
  • Me tuvieron que quitar un bulto del cuello que parecía una segunda cabeza. Se llamaba Manolo. Es por eso por lo que tengo una cicatriz de 20 puntos en el cuello.
  • Soy demasiado nerviosa, aunque suelen decirme que trasmito calma. Trabajo en ello desde hace muchos años y voy mejorando.
  • De pequeña tenía una boquita de piñón exagerada y tuvieron que abrirme el paladar para poder ampliar mi sonrisa.

¿Cuál te ha sorprendido más?

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
es_ES
A %d blogueros les gusta esto: