Lo que no sabías de la explotación laboral

EXPLOTACIÓN LABORAL

Explotación laboral.

Hola, quizás hayas llegado a este post porque te ha resultado interesante o impactante leer que menos de un 2% del precio final de una prenda es lo que recibe la mano de obra. De hecho, teniendo en cuenta la cantidad de producto que hacen las trabajadoras ( porque sí, en su mayoría son mujeres) la camiseta saldría a 0,25 céntimos.

¿Te parece ético? ¿Es acaso sostenible que se produzcan tantísimas camisetas al día? ¿Es un mercado justo ese en el que la trabajadora tan sólo cobra 1€ la hora teniendo suerte?

La respuesta es no

. Queramos o no seguir en esa rueda.

 La respuesta sigue siendo no.

Empecemos entonces por el principio. La industria de la moda rápida ha ido acelerándose cada vez más, adquiriendo ritmos frenéticos. Las colecciones o tendencias cambian cada 15 días como mucho, de manera que el ritmo de la cadena de producción tiene que ser mucho más rápido cada vez.

De este  modo los costes se incrementarían y es por eso por lo que las empresas externalizan la producción a países en los que el sueldo mínimo es denigrante y sin duda se aprovechan de esto. Por su labor reciben  como hemos dicho 1 euro por hora y las chicas además tienen jornadas de 8 a 10 horas sin apenas descanso, claro el ritmo no puede ni debe bajar.

nosotras nos resultó impactante saber que encima de las máquinas de coser tienen un semáforo. Si está en verde trabajan a buen ritmo, pero ojo con que cambie hacia un color anaranjado o peor aún rojo. No cabe duda, estas mujeres están siendo explotadas y sólo así es posible que tú puedas comprar la camiseta a 20 Euros.

Otra historia que leímos cuando comenzamos nuestro camino hacia la sostenibilidad y que también consiguió dejarnos con la boca abierta por unos minutos es esta, puede que  hasta la conozcas.  En una de las  tiendas de una marca conocida de “Fast fashion” se encontraron mensajes en las etiquetas de la ropa, mensajes de denuncia social, que supuestamente habrían escrito las trabajadoras. En alguna se podía leer lo siguiente “ Por esta camiseta no me han pagado”.  

subtítulo

Sin duda no es un comercio justo, teniendo en cuenta además la riqueza que amasan los dueños  y empresarios de estas empresas.

Es por eso por lo que necesitamos un cambio social, ya no es sólo por la cantidad de contaminación y daño que se produce en el planeta y medio ambiente., hay muchos más motivos. Es inaceptable que se siga potenciando de esta forma la explotación laboral y la desigualdad. No hay un equilibrio.

Por suerte no todo son malas noticias,  y es que cada vez existen  más alternativas e iniciativas eco-friendly y sostenibles. Marcas éticas. ¿ Qué podemos hacer los demás? La respuesta es fácil, se trata de que nos hagamos conscientes y que valoremos este tipo de cosas cuando vayamos a realizar una compra. 

Al final de esta entrada te dejamos un breve cuestionario para que sepas si necesitas o no comprar algo. Por si te apetece iniciar un pequeño camino hacia la sostenibilidad. Nosotras  mismas seguimos aprendiendo y modificando conductas en nuestro día a día. Pero más vale un granito de arena que nada de nada.

¿Eres de las que piensa “Total yo no voy a cambiar el mundo” O de las de “ Mis actos pueden marcar una diferencia, por pequeña que sea”?

Sin duda nosotras ahora estamos en el segundo grupo.

¡Gracias por leernos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
es_ES
A %d blogueros les gusta esto: