Miedos de una emprendedora

Los miedos de una emprendedora

Los miedos de una emprendedora son un tema muy importante para tratar y es que, aunque parezca que no o a veces disimulemos… Emprender da miedo o como nos gusta decir a nosotras…  da vértigo.

Hoy venimos a contarte cuáles son esos temores que nosotras teníamos al principio de esta aventura y cuáles de ellos han ido surgiendo después.

Además, vamos a revelarte también los pequeños trucos que nosotras empleamos (ojo son personales) y que nos ayudan para ir superando poco a poco esa barrera que el miedo a veces coloca ente nosotras y nuestros sueños.

¿Lista?

LOS MIEDOS DEL PRINCIPIO

Como a toda hija de vecino durante los meses en los que decidíamos y hablábamos sobre la idea de iniciar este proyecto y trabajar juntas nos asaltaron todo tipo de sentimientos, emociones y pensamientos.

Por un lado, estaban por supuesto las ideas, creatividad, ilusión y las ganas que actuaban a favor de obra y nos acercaban más y más a la idea de realizar ese mini sueño que se nos ponía ante los ojos.

Pero existían por otro lado algunos temores que hacían de freno:

  • A salir de la zona de confort
  • Tener inestabilidad
  • No saber qué pasos dar o qué decisiones tomar
  • Equivocarnos

Estos miedos (y seguramente otros tantos más) son personales, pero generalmente se comparten dentro del gremio de los y las emprendedoras.

En general a todos nos asusta salir de la zona de confort… y esto por desgracia se extiende al total de áreas que tiene la vida. Educacionalmente es común que nos enseñen cierto tipo de reglas o patrones que son indicativo de una vida exitosa (nada que ver con la realidad…porque el éxito al final está en la felicidad de cada uno). Por ello, cuando nos encontramos en una posición cómoda, nos asusta salirnos de ella porque nadie nos ha hablado jamás de lo que ocurre si lo hacemos. Son muy pocos los que a lo largo de la vida nos impulsan a asumir riesgos. Ojo, menos aún si eres mujer.

Por otro lado, tenemos miedo a la inestabilidad y creo que es bastante lógico. Vivimos en una sociedad capitalista y todo se mueve con dinero (o casi todo) de manera que estando dentro de esa rueda es lógico y normal que nos preocupe ganar dinero con nuestro proyecto, sobre todo si es nuestro único trabajo.

Está por supuesto ese temor a no saber actuar, no estar a la altura. Piénsalo. La vida se basa en un adoctrinamiento constante, siempre nos indican lo que hay que hacer, las normas a seguir… estudia, en el trabajo haz esto o haz lo otro … pero ¿si emprendes? En ese caso todas las decisiones son propias y son responsabilidad tuya. Eso asusta.

Y de la mano de este miedo viene el temor a fallar. Tan humano. Nuevamente la sociedad y educación tienen la culpa, parece que fallar te hace menos valioso y le quita la importancia a todos los aciertos que has tenido ¿no te ha pasado nunca? Los fallos a veces son 4 vs 100 aciertos, pero nos anclamos en esas 4 veces que no lo hicimos bien. No señora. Esto tiene que cambiar.

Nosotras estuvimos muy asustadas antes de empezar y por supuesto cada uno de los temores anteriores los pusimos en nuestra balanza y los vivimos en nuestras carnes. Pero ganamos.

¿Cómo?

Enfrentándonos a todos eso que nos asusta. Esto no se trata de ir con cabeza loca, obviamente tener cierto nivel de inseguridad y temor es positivo porque nos ayuda a actuar de manera prudente, pero no debe dominarnos. Nuestros tips fueron:

  • Ahorrar dinero antes de iniciarnos en el proyecto para asegurarnos la posibilidad de invertir sin miedo en ese sueño y de poder dedicarle unos meses en cuerpo y alma la exclusividad de nuestro tiempo.
  • Cuando nos atacan los y si… y si…No los dejamos enraizarse, cambiamos la mente hacia otra cosa, nos distraemos y si hace falta hacemos durante horas el tonto para cambiar esa mala energía y transformarla en buena vibra.
  • Trabajamos duro. Intentamos mantenernos motivadas por el proyecto en sí y es gracias a ese trabajo que nos sentimos más confiadas.
  • Por supuesto no se nos olvida el amor propio. Evitamos las malas energías y los malos comentarios ajenos y propios.

MIEDOS ENTRE MEDIAS

Si ya te decidiste y estás en pleno proceso, ya sabrás que existen más miedos a lo largo del camino. Queremos recordarte de nuevo que no son negativos. De hecho son grandes maestros al igual que lo son nuestros fallos. Y ojalá ese pensamiento se ponga de moda.

Estos son algunos de los temores que surgen durante el proceso, nosotras por supuesto como novatas aún estamos lidiando con ellos. Es parte de la aventura. Aunque sin duda existe un consejo universal  y se resume en una frase:

“Trabaja desde el amor y la pasión con constancia. Cree en ti y en tu proyecto, valora cada paso y no sólo el resultado y estarás siendo exitoso/a como emprendedor/a»

detalles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
es_ES
A %d blogueros les gusta esto: