Nuestra rutina de trabajo

Nuestra rutina de trabajo

Nuestra rutina de trabajo, el secreto mejor guardado por nuestras bocas hasta hoy. Es broma. Estamos haciendo un poco de show, pero sí que te vamos a ofrecer los truquitos que nosotras empleamos cada mañana para empezar la jornada laboral y llevarla de la mejor manera posible.

EXPERIENCIA PERSONAL

Queremos comenzar por contarte nuestra manera de afrontar el día de trabajo, por supuesto existen diferentes rutinas porque no todos los días son iguales ni se tiene la misma energía. Pero todas ellas van siempre en la línea de la organización y constancia.

¿Quieres saber cuáles son los truquitos más importantes para nosotras en nuestro trabajo?

  1. No nos ponemos alarma, pero porque tenemos un reloj ya en el cerebro. Si eres de las nuestras, deja de lado el despertador pues es una forma brusca de despertarte. Es mejor optar por un despertar más natural.
  2. Antes de iniciar la jornada de trabajo es importante la limpieza. Limpiamos la zona de trabajo (en este caso es nuestra propia casa), nos duchamos y hacemos unos minutos de meditación o visualización para comenzar con la mente limpia nuestra jornada.
  3. Por supuesto no debe faltar un desayuno bien potente que llene la energía hasta arriba en nuestras pilas.
  4. Establecer una lista de objetivos importantes y otra de tareas menos importantes que pueden esperar (de esta manera trabajas sabiendo que es necesario terminar y que es lo que no corre tanta prisa)
  5. Dejar todo el material que vamos a necesitar organizado y a mano. Así no perderemos el tiempo.
  6. Por último, oblígate a descansar porque si sigues trabajando sin hacer pausas creyendo que así harás más, lo único que consigues es perder tiempo de calidad y trabajar de malas maneras. Descansa.

¿QUÉ HACER EN LOS DESCANSOS?

Una vez tengas clara la importancia que tienen los descansos para ti y también para tu proyecto es importante darte algunos consejos que nosotras mismas seguimos para hacer de los tiempos de descanso una experiencia enriquecedora que te mantenga en la buena vibración del trabajo y no te haga apalancarte.

  • Si tu trabajo te hace estar sentada todo el tiempo es importante que aproveches los descansos para levantarte y estirar, movilizar tu cuerpo y hacer algunos ejercicios que te ayuden a eliminar tensiones.
  • Por el contrario, si en el trabajo estás generalmente de pie aprovecha los descansos para sentarte o incluso tumbarte, cerrar los ojos y hacer algunos ejercicios que liberen la tensión y el estrés acumulado.
  • Es bueno que aproveches para desconectar con algo que te resulte agradable como un ratito de música, charla informal o algo que a ti te guste.
  • Si coincide con el horario de comidas o meriendas, aprovecha a tomarte con calma ese momento y llenar tu cuerpo de nutrientes. Come de forma tranquila para evitar después estar incómoda por haber hecho una mala digestión.
  • Ríete, libera tensión de esta manera. Da igual las cosas que hayan salido mal o regular. Aprovecha cualquier tontería para reírte y recargarte de esa buena energía.

Ya estás lista para volver al trabajo…

¿Qué te han parecido estos consejos?

rutina de trabajo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra
es_ES
A %d blogueros les gusta esto: